Conoce el Algarve este verano

Conoce el Algarve este verano

El momento de decidir cuál será el destino de nuestras próximas vacaciones son siempre instantes de muchas dudas, decisión y, si es un viaje de más de una persona, puede llegar a ser tenso.

Son muchos los lugares que merecen la pena ser visitados, y en este caso en vez de hablar sobre algún paraíso natural en la otra punta del mundo, vamos a intentar descubrir un poco un paraíso que turistas de todo el mundo aprecian y disfrutan cada año a miles, y que quizás debido a la cercanía con España hemos pasado por alto en favor de destinos más exóticos a la hora de organizar un viaje: el sur de Portugal, más concretamente la zona del Algarve.

A pesar de la extendida idea de ser un lugar de turismo masivo y lleno de gente, algo que no gusta a todo el mundo, la parte meridional del país vecino resulta más tranquila que la costa andaluza, incluso en los periodos de máxima afluencia de turistas.que visitar en algarve

En esta región se pueden encontrar algunas de las mejores playas de Europa, todo un placer para los sentidos. Las hay de todos los tipos tamaños y colores, por lo que si eres un amantes del mar es un destino que deberías visitar al menos una vez en la vida. De hecho las playas suponen el mayor atractivo turístico del Algarve, algo que han sabido conservar muy bien, resultando en su mayoría lugares limpios y cuidados, y en casi todas se pueden encontrar establecimientos de comida y bebida, por lo que no es imprescindible ir cargado hasta la playa como si de una mudanza se tratara, aunque es un método bastante más económico.

La gran cantidad de playas hace que en general los turistas se repartan bastante, reduciendo la masificación en gran medida, aunque es imposible evitarla en aquellas de mayor fama, en las que conviene informarse antes sobre las horas de mayor afluencia para intentar evitarlas. En general cuanto más hacia el oeste menos gente encontraremos, aunque también depende del tipo de acceso que tengan, si están escondidas, y otro tipo de factores.

De los diferentes tipos de playas; todas tienen dos cosas en común: unas aguas de un color turquesa que no tienen nada que envidiar a las típicas escenas de aguas paradisíacas que nos muestran de lugares como las islas del Caribe o el sudeste asiático, y que la temperatura de está resulta bastante fría incluso en los meses de mayores temperaturas, especialmente si se está acostumbrado a bañarse en el Mar Mediterráneo, con muchas menos corrientes y una temperatura bastante más tibia. Las corrientes que enfrían las aguas portuguesas hacen que estas resulten un lugar ideal para practicar surf y otros deportes acuáticos que dependen de las corrientes y el viento, algo que atrae a muchos aficionados cada año, aunque es cierto que debe competir con otro destino de surfistas cercano y de inmensa fama como es Tarifa.

A pesar de ser su elemento más característico, las playas no son el único atractivo del Algarve. La parte sur de Portugal es también conocida por los pueblos de casas blancas que salpican las costas y ofrecen unos preciosos lugares en los que disfrutar de un agradable paseos por las calles tras un tranquilo día de playa, y tomar algo en alguno de los bares o restaurantes.

Se pueden encontrar localidades de todo tipo para que a la hora de elegir alojamiento tengamos el lugar que se adapte a nuestras necesidades y deseos, pudiéndose encontrar desde campings hasta hoteles de lujo, y en tranquilas localidades alejadas de los núcleos turísticos como pueden ser Luz, Odeceixe, Alvor o Sagres. Por otro lado, seguramente algunos turistas con más ganas de vivir la noche portuguesa pueden encontrar alojamiento en ciudades con mucha más animación, con muchos turistas en los meses de verano, locales nocturnos de todo tipo y multitud de restaurantes, tiendas y servicios. Ejemplos de estas localidades son Faro, Albufeira, Portimao, Lagos o Monte Gordo entre otras.

El tiempo suele ser agradable y soleado en los meses de verano, pero hay que tener en cuenta el viento, que no sólo puede hacer la estancia en algunas de las playas más expuestas y abiertas resulte incomoda, también hace que las temperaturas por la noche sean relativamente frescas, rondando los 20 grados, por lo que si el plan es observar el atardecer (especialmente recomendado para ello ir al Cabo de San Vicente) conviene no olvidarse de alguna prenda de abrigo.

El Algarve es por tanto un destino con mucho que ofrecer a todos los turistas que se aventuren a visitar esta bella región con gran riqueza natural y cultural, que permite disfrutar de playas paradisíacas sin necesidad de cruzar medio mundo.

Conoce el Algarve este verano by
Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *