Cuba, con menos restricciones

Cuba, con menos restricciones

Hace unos días se pusieron en marcha medidas para eliminar las restricciones que existían para visitar Cuba por parte de los estadounidenses. La eliminación de algunas de estas restricciones, en vigor desde hace más de 50 años, suponen un gran avance en el país. La necesidad de obtención de una licencia especial para realizar viajes a esta isla o el permitir a las empresas de viajes el vender billetes sin necesidad de la Oficina de Control de Activos Extranjeros redunda en la mayor facilidad para su compra y por supuesto en una rebaja económica.  Eso sí, si el motivo del viaje a la isla no entra dentro de las 12 categorías estandarizadas por ley, el viaje será ilegal. Los motivos permitidos son, entre otros, motivos familiares, viajes oficiales gubernamentales, de organizaciones humanitarias, por intercambios profesionales, educativos, religiosos, comerciales, culturales o deportivos, así como para coberturas periodísticas, tal y como recoge el periódico El Nuevo Herald.

Otra restricción que también se modifica la prohibición de algunos bancos y tarjetas de crédito, que hasta ahora tenían limitación para operar en Cuba. Esta prohibición se elimina, pero hasta que se haga efectiva la infraestructura en todo el territorio sigue siendo recomendable el llevar gran cantidad de efectivo para evitar sustos.

Cuba siempre ha sido un país muy atrayente para los estadounidenses aventureros, pues la prohibición de viajar al mismo suponía ya de por sí un atractivo muy importante. Sin duda, visitar el malecón de la Habana o la playa de Varadero son todo un atractivo que había estado limitado para los estadounidenses. Sumado esto al turismo del barrio de la Habana Vieja y toda la trayectoria de una ciudad histórica, hacen de este lugar un eterno motivo de viaje.  El poder conocer un país marcado por la política y por algunas restricciones sin duda va a suponer toda una nueva experiencia para los norteamericanos.

Cuba, con menos restricciones by
Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *