De vacaciones, ¡a la casa de la playa!

De vacaciones, ¡a la casa de la playa!

Increíble pero cierto, ¿sabéis quiénes están entre los ciudadanos europeos que más segundas residencias tienen? ¡Los españoles! Son datos obtenidos a raíz de una macroencuesta realizada por el Banco Central Europeo que apuntan cómo el 36,2% de los hogares españoles tienen otro inmueble, además de su casa principal. Normalmente, se trata de pisos y apartamentos en zonas costeras, de ahí que se vendan muchas viviendas en Almería y en zonas de la costa andaluza para pasar las vacaciones. También en el Levante y la costa catalana.

El récord está en Chipre, donde el 51,6% de las unidades familiares tiene una segunda residencia, seguida de Grecia, con el 37,9%. Estos índices están muy lejos de los que se manejan en Holanda, Austria o Eslovenia.

Los motivos que llevan a unos y otros a decidirse por comprar una segunda propiedad son varios. En algunos casos, esto se realizó como inversión de futuro. Sobre todo las personas con bolsillos más desahogados, que incluso adquirieron casas de lujo y mansiones. Sin embargo, un buen número de ciudadanos se hizo en su momento con otra casa para poder pasar las vacaciones. Sí, la temporada estival hace que se vuelvan a habitar muchísimas viviendas, esas segundas propiedades de las que hablamos, para disfrutar del buen clima de determinadas zonas.

Las ventajas de este tipo de vacaciones son muchas. La fundamental, el precio. Es mucho más económico pasar todo un mes o dos semanas en la casita de la playa que salir de viaje, sobre todo si tenemos familia y ya hay varios hijos en el hogar. Es además una forma perfecta para pasar la temporada estival con los peques. Estos se encuentran ya de vacaciones escolares y es así como más van a disfrutar del verano. Si estamos junto al mar, todos los días pueden darse unos chapuzones en la playa, jugar con la arena y al atardecer pasear en bici.

Otro de los puntos fuertes de esta fórmula vacacional tan ‘doméstica’, por así llamarla, es el hecho de poder invitar unos días a familiares y amigos. Y durante el resto del año es perfecto para hacer escapadas low cost en fines de semana o cuando hay algún puente a la vista.

De vacaciones, ¡a la casa de la playa! by
Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *