Evita la “diarrea del viajero”: consejos

Evita la “diarrea del viajero”: consejos

A la mayoría nos encanta viajar; nos permite desconectar de la rutina y descubrir nuevos lugares, pero a veces nos topamos imprevistos que pueden amargarnos la experiencia. La “diarrea del viajero” es, sin duda, un contratiempo contra el que hemos de tomar medidas para evitar que nuestro viaje se nuble, ya que los síntomas incluyen la incomodidad propia de la gastroenteritis y debilidad. Por eso, vamos a darte algunos consejos para prevenir que esto te suceda.

Una de las principales fuentes de infecciones que, cuando viajamos, pueden provocarnos con facilidad la temida diarrea es el agua. Obviamente no podemos prescindir del agua, pero sí tomar ciertas precauciones en cuanto a su consumo: básicamente, olvídate de beber de cualquier procedencia que no sea agua embotellada. Eso incluye los cubitos de hielo en las bebidas, ya que puede ocasionar exactamente las mismas consecuencias. Tampoco utilices agua del grifo para lavarte los dientes.

donde viajar barato

Fuente: comohacerpara.com

Además del agua, el otro gran foco de infección cuando viajamos es la comida. Una de las medidas que prevención que debemos aplicar es evitar cualquier tipo de alimento que lleve expuesto varias horas a temperatura ambiente: desde platos para servir en buffets libres como puestos de comida en la calle. Las frutas y las verduras también pueden ser el origen de la diarrea si no cuidamos que estén bien lavadas (con agua embotellada, por supuesto) y bien peladas.

Si en nuestra vida cotidiana ya debemos tener cuidado con los alimentos que contengan como ingredientes huevos crudos, en estos casos deberíamos prescindir directamente. En general, es mejor apostar por platos que hayan sido cocinados recientemente, ya que los alimentos crudos o que llevan un tiempo cocinados pueden incluir más fácilmente agentes infecciosos. En caso que no te quede otra que comer sin tener la completa seguridad de su estado, trata de ingerir mediante pequeños bocados, para facilitar la acción de los ácidos gástricos del estómago.

En general, también deberíamos dejar de lado productos elaborados con leche, como por ejemplo los helados. Los pescados o mariscos crudos, las carnes y cualquier otro alimento expuesto, lo mismo. Tanto el agua como la leche no pasteurizada pueden ser hervidas hasta el punto de ebullición para cerciorarnos de que no contengan elementos perjudiciales para nuestra salud. Y por supuesto, unas medidas de higiene básicas como son lavarnos las manos antes de manipular cualquier alimento nos ayudarán a prevenir contratiempos.

 

Evita la “diarrea del viajero”: consejos by
Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *