París… en invierno?

París… en invierno?

Visitar París siempre es una buena idea. La capital francesa es uno de los destinos preferidos en Europa por visitantes de todo el mundo. Se trata de una metrópoli moderna y cosmopolita con mucha historia y tradición. Normalmente a la hora de organizar nuestros viajes solemos hacerlo para que coincidan con nuestras vacaciones, especialmente con las del verano, para asegurarnos el buen tiempo.

La lluvia, el frío y la nieve pueden estropear algunas visitas y por ello solemos huir de estas condiciones climáticas. Sin embargo viajar a París en invierno es una experiencia bonita con mucho encanto. Por lo que conviene aprovechar nuestras vacaciones navideñas para realizar una breve escapada.

imagen paris en invierno

El invierno es una de las mejores épocas para conocer la ciudad ya que la iluminación pone de manifiesto, aún más, la hermosura de la ciudad, y la llena de calor y magia.

Una de las grandes ventajas de viajar a París en invierno consiste en que nos encontramos en temporada baja lo que repercute en que los precios serán más económicos y habrá menos cantidad de turistas. En los museos, por ejemplo, no deberás aguantar esperas para entrar como las conocerás en verano.

A tener en cuenta…

Si, finalmente, decides conocer París en invierno hay una serie de cuestiones que deberás tener en cuenta.

La primera de ellas, que resulta bastante evidente, es que va a hacer mucho frío. Debes darte cuenta que la capital francesa está situada bastante al norte de forma que el frío será mucho peor que en otras latitudes. Por ello conviene que lleves bastante ropa de abrigo, incluidos gorros y bufandas. También conviene que lleves calzado adecuado para este clima y para la nieve.

El segundo punto que debes tener en mente es el de aprovechar las noches. Muchas veces cuando nuestros viajes son cortos queremos ver todo lo que podamos de la ciudad y por ello madrugamos mucho y nos vamos a la cama temprano. Se trata de una estrategia bastante útil pero no te recomiendo que la sigas en París. La razón es que la noche en París en invierno es el momento más bonito de todo el día. La iluminación es perfecta y ofrece un espectáculo único de la ciudad y realmente es una pena no poder disfrutar de él por estar demasiado cansados.

Nuestro último consejo es que te tomes un descanso. Después de un día lleno de visitas te mereces un descanso y qué mejor forma de hacerlo que en un café parisino calentándote en su interior mientras disfrutas de una bebida caliente y te deleitas con la visitas de París en invierno.

Imagen (París en invierno): tpsdave, Pixabay

París... en invierno? by
Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *