Un plan diferente en Ibiza

Un plan diferente en Ibiza

Si te apetecen unas vacaciones diferentes en Ibiza atrévete a descubrirla desde el mar. Para esto no tienes que tener un barco, ni siquiera necesitas un permiso para manejar uno. Tan solo tienes que ponerte en contacto con alguna empresa especializada en el alquiler de yates, veleros o cualquier otro tipo de embarcación, dependiendo de si la quieres para un día o para pasar varios días en el mar.

Puedes contratarla con patrón incluido, el cual no solo manejará el barco, también te ayudará a descubrir los rincones más hermosos de la isla. Desde el mar podrás tener una visión de las costas ibicencas totalmente diferente de la que tienes desde tierra, ya que podrás comprobar la gran cantidad de calas que existen, algunas de las cuales no tienen acceso por tierra o lo tienen excesivamente complicado.

También podrás acercarte hasta la vecina isla de Formentera para apreciar la gran belleza de este lugar, menos conocido que su hermana mayor pero no menos hermoso. Con el barco podrás aproximarte a calas de ensueño a las que ir en barca hinchable para disfrutar de sus arenas y de la tranquilidad de tener un trocito de costa casi exclusivo.

Pero un día en el mar da para mucho, y por eso unas vacaciones en barco son la excusa perfecta para alquilar Seabob en Ibiza y descubrir por qué estos juguetitos marinos tienen tanto éxito. Quizás cuando sepas lo que cuesta el alquiler te parezca un poco caro, pero debes de tener en cuenta que el cargo suele incluir el día completo y que además, pueden utilizarlo todos. Si lo ves así es mucho más barato que contratar otro tipo de servicios en los que se paga por cada persona que lo utilice.

El Seabob te hará vivir experiencias muy diferentes a las que hayas vivido hasta ahora en el agua. Es capaz de deslizarse a gran velocidad tanto por encima del mar como por debajo, por lo que también sirve para poder ver los fondos marinos disfrutando de una buena vista en una sola bajada, ya que al poder ir rápido y sin esforzarte en nadar una sola zambullida te permitirá tener una fantástica panorámica de lo que hay debajo.

Y si te gustan las emociones fuertes prueba a jugar con el Seabob entrando y saliendo del agua, al más puro estilo de los peces más juguetones. Vas a saber por qué les gusta tanto jugar de esta manera en el agua y, de paso, entenderás también el gran éxito de los Seabobs

Un plan diferente en Ibiza by
Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *