Qué no hacer si viajas a…

Qué no hacer si viajas a…

Generalmente cuando viajamos a otros países, las personas solemos adaptarnos a las costumbres de donde vamos, o desde luego, eso es lo ideal y lo que se debería hacer.  Informarnos previamente de las costumbres más típicas es fundamental para disfrutar de una estancia tranquila y de una experiencia realmente enriquecedora.  Porque es importante partir de la base de que cuando salimos fuera de España, las cosas cambian, y mucho, y el no ser consciente de ese cambio puede dar lugar a malentendidos  desafortunados.

El cambio cultural con los países árabes es de sobra conocido, no sólo por el cambio de religión sino por el propio choque de culturas.  Por eso, puede resultar que  cuando viajamos a un país árabe, y queremos saludar a una persona autóctona de allí dándole la mano, pueda surgir un conflicto.  Y es que  en principio no tendría mayor problema, salvo si el saludo implica el contacto entre un hombre y una mujer, pues el contacto público está prohibido.

recomendaciones de viaje a países árabes

Aparte, otras recomendaciones importantes son no usar ropa transparente, y sobre todo las mujeres no deben llevar pantalones cortos,  enseñar pecho y hombros, por eso es más que recomendable  dejar en casa la ropa corta, los tirantes y la ropa ajustada.  También hay que tener en cuenta que el pelo es mejor recogerlo en una coleta, ya que culturalmente llevar el pelo suelto tiene una connotación erótica. Si además tenemos la intención de visitar un lugar sagrado, deberemos cubrirnos la cabeza con un pañuelo, por eso es bueno llevar uno en la mochila.

También es importante la época del año que elijamos para realizar el viaje.  En los países árabes es de sobra conocido la tremenda importancia que tiene la religión, y la celebración del mes del Ramadán es llevada a rajatabla.  No es una fecha fija, ya que se lleva a cabo durante el noveno mes lunar, octavo mes en el calendario islámico.  Si ocurre que viajamos a un país donde se lleva a cabo este ayuno, deberemos adaptarnos a los cambios derivados del mismo en restaurantes y mercados (sobre todo en destinos poco conocidos o poco turísticos) pues no lograremos encontrar un sitio para comer a cualquier hora o un mercado abierto.  También evitaremos comer en público, para no llamar demasiado la atención y seremos discretos en general, pues puede resultar ofensivo.  Los horarios de atención de museos y demás lugares turísticos se modificarán y es probable que sean más cortos.  En definitiva, la celebración del Ramadán afecta a toda la población y nos adaptaremos a esos cambios.

cultura musulmana

 

Qué no hacer si viajas a... by
Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *