¿Qué se considera arma en un avión?

¿Qué se considera arma en un avión?

Por la seguridad de todos, los controles en los aeropuertos -estaciones de tren, autobuses, atracciones- previos al embarque son cada vez más exhaustivos y, para evitar complicaciones, conviene tener claro qué puedes subir o no a un avión.

Hay que diferenciar entre lo que puedes transportar como equipaje de mano y aquello que tienes que facturar de manera obligatoria. Está claro que subir a una aeronave portando un arma está totalmente prohibido, el problema surge a la hora de determinar qué se considera un arma -algo que puede ser muy subjetivo, dependiendo del objeto y la persona-. En algunos casos, se dan situaciones curiosas porque algo que para ti resulta aparentemente inofensivo está incluido en la lista de objetos peligrosos que no puedes introducir en el avión.

Por supuesto, cualquier arma de fuego o dispositivo capaz de lanzar un proyectil no puede entrar en la cabina de pasajeros. Rifles, pistolas de aire comprimido, arcos, arpones, espadas de esgrima… son muchas las personas que por su actividad profesional o deportiva necesitan llevar consigo, en su viaje, este tipo de instrumentos. Si es tu caso, recuerda que debes cumplir una serie de requisitos y realizar unos trámites imprescindibles para poder llevar estas potenciales armas en el avión.  Siempre deberán ir en la bodega y como equipaje declarado y facturado.

Objetos considerados potencialmente peligrosos

Aunque algunos no son exactamente armas, la normativa europea sobre seguridad aérea establece que cualquier objeto que pueda suponer un riesgo para la integridad de los pasajeros y de la tripulación, no puede llevarse como equipaje de mano. Se incluyen, por ejemplo, los objetos punzantes o de bordes cortantes y también todos aquellos dispositivos que puedan utilizarse para aturdir o inmovilizar a una persona como puede ser una pistola eléctrica tipo Táser o un spray de defensa personal.

Por supuesto, cualquier tipo de explosivo o de sustancia inflamable o tóxica está absolutamente prohibido, al igual que algunas herramientas de trabajo como un taladro, una sierra o un martillo, que son consideradas armas potenciales.

Especialmente complicado es el caso de algunos deportistas que necesitan transportar desde palos de golf, hasta los remos de una canoa o según como hasta los propios palos de selfie. En estos casos, es conveniente consultar la normativa específica que afecta a cada elemento pero, como norma general, siempre serán objetos que viajarán facturados, convenientemente embalados y con declaración previa.

Hay que recordar que muchos de estos artículos se ven sometidos a distintas normativas, desde la legislación referente a la seguridad aeroportuaria, hasta la regulación del transporte de mercancías peligrosas. En caso de duda, lo mejor es consultar con la compañía aérea para evitar complicaciones con tu equipaje en el aeropuerto.

Recomendaciones

Dicho esto, es muy importante que previamente a un viaje:

– Tengas en mente que artículos necesitas transportar

– Consultes con anterioridad si alguno de los objetos que deseas portar pueden darte algun tipo de problema al querer transportarlo (tanto en el país de origen como en el de destino)

– Date un buen margen de tiempo para facturar y pasar los actuales controles de seguridad (a día de hoy, y según el aeropuerto y las fechas, puedes estar horas para superar este trámite)

– Ante la duda es mejor ponerte en contacto con las autoridades pertinentes. De este modo evitarás cargar con el objeto y verte en problemas.

Es triste que tengamos que pasar tiempo en controles y revisando que transportamos pero hay que pensar que es por nuestra seguridad. Aunque te suponga una inversión de tiempo, intenta seguir nuestros consejos para evitar sobresaltos de última hora que puedan estropearte un viaje/vuelo.

 

¿Qué se considera arma en un avión? by
Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *