Venecia: la ciudad de los enamorados

Venecia: la ciudad de los enamorados

Todo el mundo ha oído hablar de Venecia, de sus canales, de su espectacular plaza y basílica de San Marcos, de su carnaval, de su festival de cine… Todo eso y más es Venecia. Un lugar donde perderte, donde suspirar y pasear por sus canales. Todo es encanto en Venecia. Eso sí, hay que aprovechar a ir cuanto antes, pues el riesgo de que desaparezca por el mediterráneo es más que probable.

Pasear por Venecia es descubrir el arte en cada esquina, pero arte con mayúsculas.  El renacimiento y el barroco se juntan de la mano dando lugar a una hermosa combinación que fácilmente podría provocar el síndrome de Stendhal veneciano.

Visitar la plaza de San Marcos y subir a lo alto del campanario para contemplar desde allí la plaza, el Gran Canal y la laguna: es una experiencia inolvidable. El exterior e interior de la basílica que comparte nombre con la plaza corresponde a una mezcla de estilos arquitectónicos, combinando arte bizantino y gótico, y su interior está plagado de mosaicos espectaculares.puente de los suspiros venecia

Si nos centramos en sus canales, no podemos olvidar el famoso Puente de los Suspiros, que recibe el nombre por la romántica historia de que al estar situado entre los tribunales y las prisiones, los reos, al pasar por debajo, suspiraban pues se dirigían hacia prisión perdiendo así su libertad. Aparte de los diversos puentes que salpican todos los canales y de las famosas góndolas, no debemos olvidar el Vaporetto, una suerte de autobús acuático, con quince líneas de embarcaciones diferentes. Además desde el vaporetto paseando por el gran Canal y casi llegando a la plaza de San Marcos, veremos en todo su esplendorla Basílica de Santa María de la Salud, una preciosa obra del barroco, con sus características volutas que asemejan sujetar la cúpula, una de las más grandes de las basílicas e iglesias de toda Venecia.

Toda la historia de esta ciudad atrae a una gran cantidad de turismo y esto está haciendo mella en la ciudad.  Además el encanto de los canales no siempre es tal: exceso de palomas, ratas, las inundaciones que sufre y el riesgo de desaparecer devorada por el mar hace que no sea un gran lugar para vivir.  Pero desde luego, es un lugar que al menos una vez en la vida hay que visitar.

Venecia: la ciudad de los enamorados by
Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *