Saltar al contenido

Una semana en una maleta

Por fin llega una de las fechas más esperadas… ¡las vacaciones de Semana Santa! Y con ellas viene también uno de los momentos menos esperados y deseados: preparar la maleta. Un hecho que se puede convertir en un caos mayor cuando el tiempo es tan cambiante como por estas fechas y no sabemos qué llevarnos como equipaje.

¿Es posible llevarme todo lo que necesito para una semana en una maleta? La respuesta es sí, sí se puede y a continuación de diremos cómo conseguirlo mediante 3 reglas de oro. ‘Por si acasos’, abstenerse.

  1. Lista sí o sí

Si de bien nacidos es ser agradecidos, de bien organizados es listar todo lo que consideras que debes llevarte en tu maleta de viaje. Este es el primer paso, luego viene la lista de la lista, o lo que es lo mismo, la selección de las cosas que realmente necesitas o consideras imprescindibles.

  1. Juega con los básicos

Como, por ejemplo, unas zapatillas cómodas o unos pantalones vaqueros. Esos nunca fallan y además, combinan con todo. A propósito, elige prendas combinables y versátiles, que puedas usar tanto de día como de noche. Si lo acompañas de algunos complementos que no ocupen mucho espacio en tu maleta, tendrás el look perfecto.

  1. Ahorra espacio

Lo sabemos, esta es la parte más delicada, pero nada es imposible. Intenta llevar puestas durante el trayecto las prendas que más espacio ocupen o sean más pesadas. Así además de ahorrar sitio, también tu maleta será más ligera, algo a tener en cuenta si vamos no queremos facturar nuestro equipaje.

Otro truco es doblar camisas, camisetas y pantalones y enrollarlas de forma cilíndrica. Al contrario de lo que pueda parecerte, las prendas se arrugarán menos y ocuparán la mitad de espacio. Y si se necesita aún más sitio, se puede meter la ropa interior, calcetines y medias dentro de los zapatos para aprovechar ese pequeño hueco adicional.

Por supuesto, la capacidad de la maleta juega un papel importante. Si tienes una con una buena cabida, perfecto, sino ten en esto en cuenta a la hora de comprar una nueva.

Después de esto ahora queda lo más difícil, ¡ponerse manos a la obra! Piensa en los días de relax y diversión que te esperan, coge todas esas ganas y a preparar tu maleta para disfrutar de las vacaciones de Semana Santa.

Fuente imagen: Dreamstime

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar