Saltar al contenido

Casas singulares (II)

Seguimos con el repaso de casas y alojamientos singulares, pero ya dentro de nuestra cultura y en nuestra época moderna.  Hagamos un repaso por los edificios más emblemáticos de la arquitectura del siglo XX que fueron capaces de marcar un antes y un después en la historia de la construcción social.

Entrando en nuestra cultura y en pleno siglo XX, no podemos dejar de lado varios edificios donde además te puedes alojar… si puedes permitírtelo, claro está.  En los años 30, Frank Lloyd Wright construyó la denominada Casa de la CascadaFallilng Water Home, totalmente integrada con el entorno en el que se encontraba, en Pennsylvania en las orillas del río Bear Run, en plena reserva natural.

La casa de la cascada

En el contrapunto y con poco más de 10 años de diferencia nos encontramos los apartamentos Lake Shore Drive de Chicagouna muestra de cómo una obra arquitectónica puede perdurar a lo largo de los tiempos y convertirse en un icono identificable y representativo.  Ideados por Van Der Rohe en 1949 fueron en su momento el elemento ejemplificador de lo que luego poblaría gran parte de Estados Unidos: los rascacielos.

apartamentos-Lake-Shore-Drive-Chicago

Éstos son dos ejemplos totalmente contrarios de construcciones singulares, el primero un ejemplo de arquitectura orgánica que se integra con el entorno de roca, los segundos dos rascacielos recubiertos de metal y cristal.

Como ejemplo del minimalismo de Van der Rohe también podemos acercarnos a la casa Farnsworth (construida en los años 50) en Plano, Illinois, integrada en el terreno y caracterizada por una sencillez pura en sus formas.

casa-Farnsworth

En Europa y en plenos años 20  no podemos dejar de visitar edificios tan emblemáticos como la Villa Saboya ideada por Le Corbusier en las afueras de París, o la casa Rietveld Schröder perpetrada por Gerrit Rietveld, ambas dos reconvertidas en la actualidad como casas museo.

casa Rietveld-Schröder

La primera una vivienda sobreelevada que permite que el interior se inunde de luz gracias a sus enormes ventanales y es considerada como ejemplo del nuevo paradigma de construcción de comienzos del siglo XX.  La segunda es un ejemplo de ruptura total con el entorno, de cambio en la construcción de una manera radical, caracterizada por un interior abierto que juega con paneles para cerrar o no los espacios.  La fachada destaca sobremanera como un collage de planos y colores.

Tampoco podemos olvidar visitar Finlandia y  Noormarkku, para ver la Villa Mairea, construida por el arquitecto  Alvar Aalto a finales de los años 30.  Siguiendo con la idea de la arquitectura orgánica, en medio de un paraje natural aparece esta edificación llena de poesía y tranquilidad.

Fuente imágenes:

m2arquitectura.wordpress.com
https://www.flickr.com/photos/campobaeza

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar