Saltar al contenido

7 Planes que harán que tus vacaciones sean más originales

Las vacaciones son, probablemente, la época más esperada del año. Después de meses trabajando o estudiando, todos necesitamos desconectar de la rutina diaria y cargar las pilas lo máximo posible. Por ello, es crucial que el periodo vacacional sea lo más estimulante posible. Para conseguirlo, disfruta del mejor ocio con estas 7 maneras de optimizar tus días de vacaciones y convertirlos en una experiencia única y original.

1. No te alojes en un hotel

Si quieres salir de la rutina de los típicos viajes, un cambio en el alojamiento hará que modifiques tu perspectiva. Estamos acostumbrados a las comodidades de los hoteles, y aunque es bueno eludir responsabilidades que nos martirizan en el día a día del hogar, podemos encontrar alternativas originales. Quedarse a dormir en un camping puede ser mucho más motivador que en un hotel, ya que de alguna manera nos conecta con la naturaleza.

2. Prueba a viajar en una autocaravana

En vez de contratar el hotel y el vuelo en una web de ofertas, una variante muy emocionante es viajar en autocaravana, que hará del trayecto una aventura y te permitirá elegir sobre la marcha dónde quieres dormir. Conectándolo con el punto anterior, añadir un cierto halo de incertidumbre a las vacaciones es crucial para sorprenderse cada día. No saber dónde harás noche es perfecto para tener ese punto de emoción a lo largo de todo el viaje.

3. Evita los destinos típicos

París, Londres, Roma, el Caribe… Seguro que tus amigos han estado allí y te has aburrido como una ostra viendo las fotos. Todos sabemos qué esperar de estos viajes, que parecen prediseñados en numerosas guías. Si bien es cierto que no se puede negar el encanto que tienen, es más difícil disfrutar de unas vacaciones originales. Por ello, optar por lugares alternativos y alejados del turismo de masas te va a permitir vivir una aventura genuina.

4. Los encantos del entorno rural

Cada vez somos más urbanitas y queremos tener de todo a nuestro alcance. Sin embargo, los pueblos siguen teniendo mucha magia y son el lugar ideal para desconectar de la rutina. De alguna manera, se presenta la posibilidad de volver a los orígenes, de conectar con la tierra y lo que nos da. Solo en los entornos rurales se tiene un verdadero aprecio por las tradiciones, y de ahí que recomendemos el turismo rural como una opción muy válida.

5. Turismo industrial, otra manera de viajar

Lejos de los cruceros y los hoteles del todo incluido nos encontramos con el turismo industrial, que ofrece muchas posibilidades lejos de los destinos más convencionales. Compartir unos días con la experiencia de los mineros, ver las antiguas fábricas por dentro y conocer su funcionamiento o salir a pescar con los medios de antaño son otra manera de divertirse en vacaciones.

6. Inmersión total: convivir con una familia de la zona

Adentrarse en culturas diferentes como las de Vietnam, la India o países de la África profunda te meterán de lleno en una aventura completamente diferente a lo que estás habituado, y para ello no hay nada como cambiar el hotel por la casa de sus habitantes. Busca la manera de alojarte con gente del lugar y tendrás una perspectiva más genuina de lo que es vivir un tiempo en el destino que has elegido.

7. ¡Que decidan los niños!

Seguro que cada año te rompes la cabeza para encontrar un destino que contente a toda la familia. En cambio, muchas veces los niños se quejan porque preferirían otro tipo de diversión. Una actividad en familia puede ser sentarse a decidir entre todos a dónde ir, y que sean los más pequeños de la casa quienes se documenten sobre los posibles destinos y argumenten por qué quieren ir allí.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar